martes, 1 de julio de 2014

Junta Accionistas Catalunya Banc: Callando 20 y contando 1

El Frob realiza en marzo del 2010, la primera aportación a la entonces recién fusionada Caixa de Catalunya, Tarragona i Manresa  por valor de 1.250 M€. Justo un año después, la participación del FROB se situaba en el  89,74%, realizando una nueva inyección de capital de 1.718 M€ que en diciembre del 2012, se completaría con otra de 9.084 M€, proveniente de fondos europeos a cambio del plan de reestructuración presentado por la entidad y el FROB.

En el período que va de 2010 a 2013, los resultados consolidados de CX fueron respectivamente de 23,5 M€, -1.362 M€, -11.892 M€ y de 532,1 M€, y que conste, que nos situamos a esa altura de la cuenta de resultados por ser benevolentes y no descontar los ingresos provenientes por el burden-sharing y los créditos fiscales. En total, esos 4 años han aportado un balance acumulado aproximado de 12.700 M€ de pérdidas. Si a esa cantidad, le sumamos las ayudas directas recibidas, 12.050 M€, este banquete de incapacidades acumuladas, ha salido por 24.750 M€ en 4 años. Es decir, un “módico” menú de más de 6.000 M€ anuales, y lo que nos rondará.

Si además, nos ponemos analíticos y le sumásemos otro tipo de costes sociales, y no tan sociales (despidos, quita de híbridos, etc.), nos saldría un verdadero Valle de Los Caídos financiero, económico, social y humano.

¿Por qué nos ha dado por ponernos tan quisquillosos? Pues porque cuando menos, nos repulsa la noticia aparecida la semana pasada en prensa, en la que se cifraba en 552 M€ la aportación de Catalunya Banc a los resultados negativos 2013 del FROB de 2.787 M€. Si encima de ponernos quisquillosos, nos ponemos “cabrones” y ampliamos el escueto sumatorio realizado con Catalunya Banc, al resto de entidades que han recibido ayudas públicas, es fácil entender la citada repulsa a tal titular.

Si además, tenemos que soportar tantos otros titulares sobre la gran solvencia, nivel de saneamiento y otras tantas chorradas con las que nos regala habitualmente sobre CX, así como los 500.000€ de retribución anual de su consejo de administración, si, el máximo legal permitido, pero el máximo, para unos, llámense ellos mismos, directivos que lideran un engendro que ha costado 6.000 M€ anuales al resto de los mortales, menos directivos y menos consejeros que ellos, pero más honestos y, sobro todo, más inocentes. Pues a saber.

Este pasado sábado, se celebró el hito de la junta de accionistas de la entidad. Lo llamamos hito, porque es el sustantivo más adecuado para aquello que sólo va ocurrir una vez: fue la primera y la última. Nada nuevo bajo el sol. Renovación de Deloitte como auditor de la entidad –cualquiera escoge a uno nuevo, aunque cada vez las cuentas de la entidad necesitan menos creatividad, porque cada vez hay menos entidad-, balance de  cuentas 2013 y la ya citada asignación retributiva para el consejo en el 2014.

Su presidente, José Carlos Pla, a quien le debe traicionar el subconsciente, o no tanto, destacó la sólida posición de la entidad (o Pla ya era así, o trabajar con el FROB contagia este tipo de hilarantes declaraciones), posible gracias a la confianza de los clientes (el beneficio en el 2013 obtenido por el burden-sharing así lo confirma, como a buen seguro, el de todos los clientes a los que les han cerrado su oficina en el último año), el apoyo de los accionistas (el 98,4% de ellos son familia, por así decirlo: FROB y FGD) y el compromiso del equipo de Catalunya Banc (cuando un directivo habla de equipo y no de trabajadores, muchas probabilidades hay que se refiera a su equipo más cercano, si se nos permite este modesto y casero ejercicio de PNL).

En enero de este año, De Guindos declaraba que cuando Catalunya Banc se vendiese, iría al congreso a hablar de esta entidad, que él mismo situaba como el mayor fiasco del sistema financiero español, por su tamaño y el nivel de ayudas recibidas en comparación con Bankia (¡hombre¡ los 7.223 M€ del Banco de Valencia, tampoco están nada mal). Marcarse faroles a lo Harry el Sucio con cartas de tal empaque –léase Bankia y Catalunyacaixa- no es que diga mucho a favor de uno mismo, claro que al ministro le quedan mejor otros juegos, el de contar una y callarse 20, por ejemplo.






3 comentarios:

  1. Banking dead21/7/14 23:40

    Hola Dimesecretillos:
    Espero tu entrada sobre la noticia. A ver si consigues arrancarle una sonrisa a este Alatriste bancario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado amigo Banking

      El rápido en esas lides, y no por acelerado, sino por eficaz y excelente, es nuestro admirado Hipo de Exbilderbeg. Nuestra capacidad cognitiva y de respuesta esta a años luz de la suta...ya nos gustaría.

      Pero si te aseguramos que la primera sonrisa, nos la has arrancado tu con tú comentario y petición (que tomamos sin duda, como el mayor de los cumplidos. Ser esperado, siempre lo es y por ti, mucho más).

      Ahora bien, una vez superados estos dos iniciales párrafos llenos de romero y colonia, y ya bajando a los suburbios de la cotidianidad, te diremos que: !!...amoavéquenosalé...¡¡

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Banking dead22/7/14 16:15

      A ver que nos sale, si porque hasta ahora ha sido mas un "pa habernos matado" aderezado con muchos manda guevosss y pidiendo "virgen cita, virgen cita, que me quede como estoy.
      Gracias por tus cariñosas palabras e intentare seguir vivo para compartir, esperemos, alegrías.

      Eliminar